Desde la terapia ocupacional, en su rama más específica de Integración Sensorial, abordamos aquellos trastornos del procesamiento sensorial que con una base neurobiológica (visual, auditiva, gustativa, olfativa, táctil, propioceptiva y vestibular) generan conflictos en las conductas adaptativas de niños y niñas.