Sentir, vivenciar y plasmar, son los objetivos definidos desde este abordaje, en el que niños y niñas con diversidad funcional, encuentran un espacio para el disfrute y la creación artística en múltiple soporte que acompañado de nuestras salidas a los entornos culturales más ricos de Madrid genera un tiempo de ocio de calidad personal y social.