Nuestras intervenciones tienen un carácter profesional.

Valoramos las necesidades de cada niño y de cada niña objetivamente a través de la observación y de prestigiosas pruebas y test especializados.

En función de las necesidades detectadas, programamos una serie de actividades terapéuticas y/o educativas que nos garanticen los logros que buscamos conseguir.

Se mantiene la confidencialidad en todo momento y si es necesario nos coordinamos con otros profesionales educativos y sanitarios que intervienen en la formación y/o el tratamiento de los pequeños y pequeñas.

Procuramos establecer un entorno cálido para que los niños y niñas se sientan seguros y respetados y que se propicien de esa manera situaciones de “andamiaje” es decir, que nos dejen encaminar sus aprendizajes.

Utilizamos para ello los mejores materiales y las nuevas herramientas informáticas de última generación